RSS

54 ARRIATE: SERRANÍA INÉDITA

martes, 20 de abril de 2010

Pinta verde intenso sus campos la provincia de Málaga. Verde nutrido por las últimas lluvias que imprimen color a los campos y hacen espejear las pequeñas lagunas. Se combina el verde con el ocre húmedo de la tierra y todo ello señoreado por el murmullo de los cauces de torrentes y ríos que viven momentos de máximo esplendor. Tomamos el camino de Arriate atravesando el Guadalhorce que nos ofrece este paisaje de vivos contrastes para entrar en la comarca de Guadalteba. Dejamos tras de nosotros los campos de cereal sembrado con sus suaves colinas y ondulaciones, como un mar de tierra. Y de lleno cabeceamos sobre la Serranía de Ronda que da paso a las moles graníticas, a los alcornoques y encinas y olivos, a las simas y las crestas al desvarío de las montañas. En uno de esos valles acunados por las montañas se encuentra Arriate.

En Arriate

Decía su nombre en árabe "Arriadh", traducido como "Los Vergeles" y no equivocaban este vocablo sus antiguos moradores porque Arriate se abre sobre la depresión rondeña como un auténtico edén conformado de huertas y campos y cereales y frutales en todo su término municipal. Arriate que vivió a la sombra de Ronda en un ir y venir de anexiones y desanexiones hasta que en el año 1630 consiguió al fin su independencia tras el pago de 352.739 reales, independencia merecida, ya que posee este pueblo su carácter propio, una singularidad única que era necesario se desarrollara por sí misma. Pese a estar situado a cierta altura, Arriate disfruta de las bondades de un terreno casi llano que discurre en profundidad por la depresión situada tras la ciudad del tajo. Los paseos por sus calles y las rutas senderistas que desde el casco urbano se extienden hacen que su visita sea muy agradable, tanto para aquellos que gustan del caminar recio o para aquellos otros que disfrutan con el caminar más sosegado. Nosotros optamos hoy por lo segundo, por pasear por el centro del pueblo y poner buen ojo a algunas de las puertas de madera de sus casas, dicen que de las más bellas artesanías de la comarca. Nos adentramos en Arriate.

La iglesia de San Juan de Letrán

Actúa la altísima torre campanario de la iglesia de San Juan de Letrán como inevitable punto de localización, como si de un gigantesco gps se tratara. Espigada, firme, enhiesta, con tres cuerpos diferenciados que se elevan hacia el cielo. Tomamos como clave esta referencia y la señal que indica centro urbano. Estacionamos en las proximidades del templo, nos pertrechamos y descendemos del coche. Desde aquí tomamos la calle Juela (curioso juego de palabras) hasta la plaza de D. Antonio Marañón donde encontramos la iglesia. La plaza es un lugar discreto y pequeño, con una farola de hierro fundido presidiéndola y unos bancos en los que sentarse, es un lugar agradable y fresco. Hasta nuestros oídos llegan los ecos de una voz cantando una canción del mítico grupo de rock andaluz Triana: "Cada noche mi vida es para ti/como un juego cualquiera/y nada más/porque a mí me atormenta en el alma/tu frialdad". Es el interior de la iglesia sencillo, de una sola nave y con unas vidrieras multicolores ilustradísimas que permiten que la visita pueda realizarse a la luz del día. Es una construcción relativamente moderna con un altar sobrio, serio. Hasta seis imágenes inundan los laterales de la única nave. Profesan los arriateños y arriateñas con fe y ahínco su religión, hasta el punto que su Semana Santa fue declarada en 2001 Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía por acreditar "su antigüedad en su celebración además de la originalidad y diversidad de actos que suponen la manifestación de valores propios y de gran tradición popular", tal y como reza una placa colocada en la entrada de la parroquia.

Siguiendo el curso del río Guadalcobacín

Rodeamos la iglesia por la derecha y tomamos, en descenso, la calle Correderas. Nos percatamos que en algunas de las fachadas se encuentran una placas de barro sobre las que hay dibujados diversas imágenes de la localidad. Por la calle Correderas llegamos hasta la glorieta de San José, más conocida entre los arriateños como la Plaza de la Residencia, donde se ubica el edificio de un centro para personas mayores fundada en el año 1900 por la beata Madre Petra de San José. La residencia posee una estructura de patio central en forma de claustro abierta al exterior sobre el que reposan cuatro palmeras que le otorgan cierto aire indiano. En el ala izquierda se sitúa la capilla, que se distingue desde el exterior gracias a su espadaña de la que penden dos campanas. Tomamos, con la residencia frente a nosotros, la calle de la derecha. Hasta desembocar en el puente 1º de Mayo sobre el río Guadalcobacín. Es un puente coqueto, con dos pequeños balcones que se asoman al cauce por ambas márgenes. Así llegamos hasta la plaza de la Aurora. Un lugar fresco y agradable, presidido por el murmullo constante del río, con una serie de bancos de piedra blanqueados cuajados de flores. Un panel de cerámica cuenta la historia de Los Auroreros: "La Aurora es la tradición religiosa y popular más antigua del pueblo de Arriate. Cada domingo por la madrugada un grupo de hombres llamados Auroreros recorren las calles del pueblo cantando coplas acompañándose de guitarras, campanillas, platillos y triángulo. (...) De origen rural, del valle del río Gudalcobacín se trasladó del campo al pueblo, apareciendo desde entonces la Virgen del Rosario como patrona de Arriate y cantándose "La Aurora" al final del rosario que recorre las calles los domingos por la mañana durante el mes de octubre. Tradición que se mantiene en la actualidad. (...) Los auroreros terminan las coplas o versos con el grito de ¡Ave maría Purísima!". Continuamos por la calle Huerto. Nos asaltan perfumes de brasa, aromas dulces e intensos que compiten con los de las ollas y pucheros que ya se preparan en el interior de las casas. Las rejas en puertas y ventanas son seña de identidad, algunas incluso forman auténticas filigranas. Cruzamos, de nuevo el río Guadalcobacín por otro puente y ascendemos por unas escaleras que nos llevan hasta una plaza sobre la que se asiente un enorme árbol centenario que rodeamos. Callejeamos y disfrutamos con los saludos amables de los arriateños que tiene el buenos días, el buenas tardes, el hola, hombre, hola, a flor de labios. Pasamos frente al Café Albarra, donde un grupo de jubilados roma la sombra, también frente al Café Paquito donde otro grupo de hombres discute de fútbol. Las mujeres, por contra, no se solazan, pasean de aquí allá con bolsas de la compra colgadas del brazo, charlando con alguna vecina, con algún vecino... Pese a distar apenas 5 kilómetros de Ronda, Arriate conserva esa esencia de vecindario conocido y hace que su estancia en el pueblo nos resulte sumamente agradable. Los bajos de algunas casas de la parte vieja están ocupados por antiguas fábricas de embutidos, muy apreciados, no en vano el clima serrano favorece en sumo grado la curación natural de jamones, chorizos, morcillas, morcones, salazones... A esta fabricación artesanal también le acompaña la industria moderna con fábricas que ocupan naves algo más grandes. Tomamos un café tardío en uno de sus bares, 1, 10€ y tomamos notas sobre nuestra visita.

La despedida

Nos vemos sentados en el parque de la Aurora. Sorprenden la suavidad y quietud de sus formas entre el horizonte agreste de montañas graves. Un remanso de paz este Arriate que vive con la cadencia permanente de su río acompañándole, con los rigores del invierno curando sabiamente los embutidos artesanales, con los perfumes de las brasas aún bien entrada la primavera... Es este tiempo de verdes intensos cuando Arriate cobra su mejor entonación, cuando los prados que lo rodean hacen que la intensidad de sus casas blancas brillen con mayor intensidad. ¡Uf! tanta reflexión nos ha provocado hambre, compraremos pan artesano y algo de embutido para disfrutarlos a la vera del río.

Consejos útiles y enlaces de interés

La "Fiesta de la Vieja": El “Día de la Vieja” se celebra en la localidad desde principios de siglo y tiene el origen de su nombre en la expresión “partir la vieja” que hacía referencia a partir los rigores de la “vieja cuaresma” y hacer un alto en el cumplimiento de esta ley de abstinencia implantada por la iglesia católica. En la comida del “Día de la Vieja”, además del vino moscatel local, se incluyen roscas de pan, huevos duros, salmorejo, limones dulces, rosquillos de vino y chacina variada.
Semana Santa: No se pueden olvidar las celebraciones de Semana Santa, que en 2001 fueron declaradas de Interés Turístico Nacional de Andalucía. En el siguiente enlace se ofrece al visitante los detalles de recorridos de la Semana Santa Arriateña: Semana Santa en Arriate.
Senderismo: El privilegiado enclave natural de Arriate, situado en la llanura que se extiende entre las sierras de Salinas y Las Cumbres ofrece al viajero que guste de pasear varias rutas senderistas de notable interés. Caminos que discurren en su mayoría por la campiña de la serranía rondeña y que tiene sus máximos niveles de altura entre los 500 y 600 metros. Así existen varios itinerarios de diversa dificultad, entre los que destaca el camino que lleva al Puente de la Ventilla, pasando por el enclave natural de Arroyo Oscuro o el camino a Montejaque, conocido por Ribera de Don Rodrigo o incluso arribar hasta las ruinas romanas de Acinipo.
Enlaces de interés: Tomamos como referencia la página web del Patronato de Turismo de la Costa del Sol y la web municipal de Arriate.

Este blog queda abierto a los comentarios, anotaciones, opiniones que los navegantes deseen realizar. Nos vemos en El Color Azul del Cielo.

5 comentarios:

Nekane dijo...

No sé si el vocablo arriate que ahora utilizamos como ralacionado con una parte de un jardín tendrá su origen en Arridh traducido como vergel pero bien pudiera ser.
Bonito pueblo de contrastes.Me gusta.
Un abrazo,Israel.
Los martes me levanto de un impulso y sin tomar café(hoy sí)paso directamente a viajar.

Juana dijo...

Caminando,caminando en un abrir y cerrar de ojos nos ponemos en mil y pico más visitantes.
Ya pasamos de 51000.Me gusta este número pero cuando lleguemos a los sesenta tan redondito...
Saludos a todos los viajeros y viajeras.
Un abrazo para ti,Isra.
Agur...

DAVID FERNÁNDEZ REMENTERIA dijo...

Snifff,
Y este año no podremos ir de vacaciones a Andalucía...

reimon dijo...

gracias Isra,,,, hacía años que no escuchaba esa canción de Triana,,, esta es una de las canciones más evocadoras de mi adolescencia... qué maravilla de canción!
http://www.youtube.com/watch?v=puUnsVjgVjw

Seneca64 dijo...

Felicidades por el magnífico trabajo que has realizado, para obtener otros datos os recomiendo que visitéis el siguiente enlace. Saludos¡¡¡¡¡

http://www.trivago.es/arriate-127636/fiestaseventos/semana-santa-1333467/enlaces